5 cambios de actitud vs la problemática ambiental

Hagamos un cambio de actitud por el medio ambiente

Cuando estamos con amigos, familiares o compañeros de oficina normalmente se habla de problemas ambientales como calentamiento global, cambio climático, deforestación, pérdida de especies, etc; sin embargo, aunque pareciera que nos importa, casi nunca actuamos para remediarlo.

A continuación, nuestras recomendaciones para comenzar con un cambio de actitud y así puedas dar los primeros pasos para cambiar nuestro bello mundo.

1. Conciencia de la problemática

Según un estudio realizado investigadores de la UNAM, México ocupa el 14vo lugar en producción de Gases de Efecto Invernadero, esos que generan el cambio climático. Muchos sabemos aquello que está mal… pero, ¿realmente somos conscientes en la situación actual en la que vivimos? o ¿sabemos cómo combatir el calentamiento global? Para eso te recomendamos nuestros siguientes posts, sigue leyendo o guárdalos para un rato libre.

2. El cambio empieza contigo mismo

Es cierto, el cambio comienza por uno mismo (¿cuántas veces lo hemos escuchado?). Cuando comienzas por contribuir en acciones como plantaciones de árboles, división de basura, reducción de uso de bolsas plásticas los demás lo notan y eso comienza a hacer una sinergia con los que te rodean, entonces además de impactar positivamente en el cambio climático, la gente te seguirá; como Ross Perot dice; “El activista no es quien dice que el río está sucio. El activista es quien limpia el río.

3. Haz que las cosas sucedan

Vencer la resistencia ante algo que es probable que los demás no le vean ningún valor es un reto, pero es una excelente motivación haber contribuido con un grano de arena por mejorar este grandioso mundo que tenemos. Visualiza el sentimiento qué experimentarás después de haber hecho una buena acción social y ambiental, eso es lo máximo.

4. Buscar alianzas o grupos

Unirte a un grupo que sigue tus mismos fines ayuda. Son una excelente forma de motivación ante el cambio de “chip” que representa ayudar a combatir el cambio climático. Usualmente estos grupos planean actividades y tareas sociales que además de aportar te abrirá las puertas para conocer a más personas con gustos similares a ti, serán como el grupo de héroes ecológicos al qué siempre quisiste pertenecer.

5. Visualizar cómo será el mundo después de actuar

La mejor recompensa de haber contribuido viene de la inmensa satisfacción de haber hecho algo bien, algo que aporte, aunque el aporte sea un mínimo aún hay mucho camino por recorrer, pero recuérdalo, no estás solo e ideas nunca sobran, así qué imaginarte un mundo mejor es la mejor forma de motivarte a salir de tu zona de confort y unirte al movimiento.

 

Treeshoes – Diagrama 5 pasos ante problemática ambiental

Platícanos tu que harías, ¿agregarías otro punto? ¡Déjanos tu comentario abajo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *